Buscar este blog

sábado, 10 de marzo de 2012

La Verdad, La Vida.....




Create a playlist at MixPod.com ------------------------------ pag 8-2 sigue >>> Yo soy la Verdad y la VIDA - DE LA MANO

Account Options>

  1. antonio todoli
pag 8-2 sigue ; 
 Yo soy la Verdad y la VIDA 
Se ha actualizado 11/02/2011 08:58.


Más

Compartir

pag 8-2 sigue ; 

 Yo soy la Verdad y la VIDA









En el Evangelio somos invitados al banquete;


así, mientras otros han sido sólo invitados,
 nosotros no hemos sido invitados, sino conducidos;
no sólo conducidos, sino también 
empujados con la fuerza.

Aquí está, en efecto, lo que hemos escuchado:

Un hombre celebró un gran banquete. ¿Quién es este tal? No es otro que el Mediador entre Dios y los hombres, el hombre Cristo Jesús
 (1 Tim 2,5).

Había mandado a avisarles a los invitados que estaba llegando ya la hora de concurrir.
¿Quiénes son los invitados sino los que habían sido llamados por medio de los Profetas enviados con anterioridad? ¡Hace cuánto tiempo habían sido enviados los Profetas y los habían invitado al banquete de Cristo!


Ellos habían sido enviados al pueblo de Israel. Muchas veces habían sido enviados, muchas veces habían invitado a venir a la hora del banquete.

Los invitados, empero, acogieron, sí, a los que los invitaban, pero rechazaron el banquete.
¿Qué quiere decir: acogieron a los que los invitaban, pero rechazaron el banquete? quiere decir:

leyeron los Profetas,
 pero mataron a Cristo.


Cuando mataron a Cristo, prepararon, aunque sin saberlo, el banquete para nosotros.

Cuando entonces el banquete había sido preparado, después de que Cristo fue inmolado, cuando, después de la resurrección del Cristo, fue mostrado a los fieles el banquete del Señor que ellos conocen, que Cristo ha instituido con sus manos y con su palabra, los Apóstoles fueron enviados a los que antes habían sido enviados los Profetas.

“Venid al banquete – así había sido prefijado, que fuese inmolado Cristo” – dijeron los Apóstoles:

“Venid al banquete” (Discurso 112, 1). S.Agustín.

Pero.....

Un camino de conversión nos muestra San Pablo a todos para entrar en el banquete del Reino, pues antes es necesaria la conversión y el perdón de los pecados.


En colosenses 3 nos dice:


1 Así pues, si habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios.

2 Aspirad a las cosas de arriba, no a las de la tierra.

3 Porque habéis muerto, y vuestra vida está oculta con Cristo en Dios.

4 Cuando aparezca Cristo, vida vuestra, entonces también vosotros apareceréis gloriosos con él.


5 Por tanto, mortificad vuestros miembros terrenos: fornicación, impureza, pasiones, malos deseos y la codicia, que es una idolatría,

6 todo lo cual atrae la cólera de Dios sobre los rebeldes,


7 y que también vosotros practicasteis en otro tiempo, cuando vivíais entre ellas.

8 Mas ahora, desechad también vosotros todo esto: cólera, ira, maldad, maledicencia y palabras groseras, lejos de vuestra boca.

9 No os mintáis unos a otros. Despojaos del hombre viejo con sus obras,

10 y revestíos del hombre nuevo, que se va renovando hasta alcanzar un conocimiento perfecto, según la imagen de su Creador,

11 donde no hay griego y judío; circuncisión e incircuncisión; bárbaro, escita, esclavo, libre, sino que Cristo es todo y en todos.

12 Revestíos, pues, como elegidos de Dios, santos y amados, de entrañas de misericordia, de bondad, humildad, mansedumbre, paciencia,

13 soportándoos unos a otros y perdonándoos mutuamente, si alguno tiene queja contra otro. Como el Señor os perdonó, perdonaos también vosotros.

14 Y por encima de todo esto, revestíos del amor, que es el vínculo de la perfección..........................................23 Todo cuanto hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres,
24 conscientes de que el Señor os dará la herencia en recompensa. El Amo a quien servís es Cristo.
25 El que obre la injusticia, recibirá conforme a esa injusticia; que no hay acepción de personas.


Por tanto, examinémoslo todo y quedemos con lo bueno........como hombres sensatos...................

El conocimiento de la acción divina:
 la razón y la revelación-

La Iglesia enseña que podemos conocer a Dios Creador mediante nuestra razón y que, para que ese conocimiento llegue a todos con facilidad y sin error, la revelación nos certifica con nueva fuerza ese conocimiento.

«La inteligencia humana puede ciertamente encontrar por sí misma una respuesta a la cuestión de los orígenes. En efecto, la existencia de Dios Creador puede ser conocida con certeza por sus obras gracias a la luz de la razón humana (cf. DS: 3026), aunque ese conocimiento es con frecuencia oscurecido y desfigurado por el error. 
Por eso la fe viene a confirmar y a esclarecer la razón para la justa inteligencia de esta verdad: Por la fe, sabemos que el universo fue formado por la palabra de Dios, de manera que lo que se ve resultase de lo que no aparece (Hb 11,3)» 12.


La doctrina sobre la creación se fundamenta especialmente sobre los tres primeros capítulos del libro del Génesis. Esos textos han sido objeto, desde la antigüedad, de muchos estudios por parte de los Santos Padres y doctores de la Iglesia, y siempre se ha reconocido que encierran dificultades de interpretación, porque las verdades fundamentales que ahí se enseñan están acompañadas por detalles que no siempre tienen necesariamente un sentido inmediato.
Por este motivo, y recogiendo lo que el Magisterio de la Iglesia ha enseñado en otros documentos a lo largo de los años, el Catecismo de la Iglesia Católica enseña:
«Entre todas las palabras de la Sagrada Escritura sobre la creación, los tres primeros capítulos del Génesis ocupan un lugar único.

Desde el punto de vista literario, estos textos pueden tener diversas fuentes.

Los autores inspirados los han colocado al comienzo de la Escritura de suerte que expresan, en su lenguaje solemne, las verdades de la creación, de su origen y de su fin en Dios, de su orden y de su bondad, de la vocación del hombre, finalmente, del drama del pecado y de la esperanza de la salvación»

Si la ciencia afirma que el universo tiene una edad concreta y se va organizando a partir de un estado inicial, parece apoyar la realidad de la creación divina.

Esta cuestión fue tratada en un discurso del Papa Pío XII a la Academia Pontificia de Ciencias. El Papa señaló esa convergencia, pero advirtió también que la ciencia natural, por sí sola, no puede probar la creación.

Lo que Pío XII subrayó en aquella ocasión es que el progreso científico, en lugar de poner obstáculos al conocimiento de

Dios,lo facilita, aunque las pruebas de la existencia de Dios utilizan razonamientos que van más allá de lo que las ciencias
pueden decir 15.

Años más tarde, el Papa Juan Pablo II recordó ese discurso de Pío XII, citando textualmente un pasaje central del mismo, y añadiendo que
.... «La Biblia nos habla del origen del universo y de su constitución, no para proporcionarnos un tratado científico,
sino para precisar las relaciones 
del hombre con Dios y con el universo.

La Sagrada Escritura quiere declarar simplemente que el mundo ha sido creado por Dios, y para enseñar esta verdad se
expresa con los términos de la cosmología usual en la época del redactor.
El libro sagrado quiere además comunicar a los hombres que el mundo no ha sido creado como sede de los dioses, tal como lo enseñaban otras cosmogonías y cosmologías,
...sino que ha sido creado al servicio del hombre y para la gloria de Dios.

Cualquier otra enseñanza sobre el origen y la constitución del universo es ajena a las intenciones de la Biblia, que no pretende enseñar cómo ha sido hecho el cielo sino cómo se va al cielo.
Cualquier hipótesis científica sobre el origen del mundo, como la de un átomo primitivo de donde se derivaría el conjunto del universo físico, deja abierto el problema que concierne al comienzo del universo.
La ciencia no puede resolver por sí misma semejante cuestión: es preciso aquel saber humano que se eleva por encima de la física y de la astrofísica y que se llama metafísica; es preciso, sobre todo, el saber que viene de la revelación de Dios» 16.

En efecto, la ciencia natural estudia procesos que van desde un estado de la naturaleza hasta otro, pero no pueden estudiar la producción absoluta del ser ni el gobierno divino: se trata de cuestiones propias de la metafísica y de la teología natural.
Por ejemplo, aunque los científicos sostengan que existió un estado inicial del universo, hace quince mil millones de años, siempre pueden preguntarse -y de hecho, lo hacen- si provenía de un estado anterior, y nunca se podrá demostrar que un estado concreto fue absolutamente el primero.
La ciencia natural, por sí sola, no puede afirmar la creación divina.
A veces se identifica el problema de la creación del universo con el de su duración, como si fuesen un mismo problema.
Santo Tomás afirmó, sin embargo, que se trata de dos problemas diferentes:
podemos conocer racionalmente que el universo ha sido creado,
pero «Que el mundo no ha existido siempre lo sabemos sólo por la fe y no puede ser demostrado con rigor (...) ---......




............(o quizás si,.... con el rigor necesario,algún día,......... digo yo..


....pues ¿quién sabe todo lo que nos depara Dios y cómo?....así pues, termina S.Agustín,......Es útil que se tenga esto presente a fin de que, presumiendo de poder demostrar las cosas que son de fe, alguien presente argumentos no necesarios y que provoquen risa en los no creyentes, pues podrían pensar que son razones por las que

nosotros aceptamos las cosas que son de fe»



sigue...........
3 Yo soy La Vida




La teua casa- La Casa del Padre




Así empieza el Credo:

Creo en un solo Dios, padre todopoderoso,


de todo lo visible y lo invisible.


....y en la Iglesia que una,santa y católica....




"Mirando Vuestra Persona, Beatísimo Padre, recordamos que la Iglesia vive de Jesucristo y por Jesucristo, y nos

sentimos sobre todo servidores", añadió el nuevo Purpurado, recordando que "en la Iglesia, 


la autoridad no es otra cosa que servicio".



"Gracias por enseñárnoslo, ya desde hace 25 años, con la palabra y el ejemplo, con conmovedora coherencia y fiel 
perseverancia". (Cardena Tauran a JPII)


Vídeo de YouTube




Cristo es nuestra Vida, LA VIDA....porque...

La Nueva Creación en Cristo,
 alcanza a toda
la actividad humana …./..que no acaba en la muerte …/..



San Pablo alumbra nuestra fe en sus cartas que son Palabra de Dios...

En(2ªCor.)

5,14 Porque el amor de Cristo nos apremia al pensar que, si uno murió por todos, todos por tanto murieron.

5,15 Y murió por todos,
para que ya no vivan para sí los 
que viven, sino para aquel que murió y resucitó por ellos.


5,16 Así que, en adelante, ya no conocemos a nadie según la carne.

Y si conocimos a Cristo según la carne, ya no le conocemos así. 5,17 Por tanto, el que está en Cristo, es una nueva creación; pasó lo viejo, todo es nuevo.

5,18
Y todo proviene de Dios, que nos reconcilió consigo por Cristo y nos confió el ministerio de la reconciliación.

5,19 Porque en Cristo estaba Dios reconciliando al mundo consigo, no tomando en cuenta las transgresiones de los

hombres, sino poniendo en nosotros la palabra de la reconciliación.

5,20 Somos, pues, embajadores de Cristo, como si Dios exhortara por medio de nosotros.

En nombre de Cristo os suplicamos: ¡reconciliaos con Dios!


5,21 A quien no conoció pecado, le hizo pecado por nosotros,
...para que viniésemos a ser justicia de Dios en él.



y los Sts. Padres nos ayudan así......


Llama de amor





























Era necesario que el Mesías padeciera para entrar en su gloria


San Anastasio de Antioquía

Sermón 4,1-2

Después que Cristo se había mostrado, a través de sus palabras y sus obras, como Dios verdadero y Señor del universo, decía a sus discípulos, a punto ya de subir a Jerusalén:

Mirad, estamos subiendo a Jerusalén y el Hijo del hombre va a ser entregado a los gentiles y a los sumos sacerdotes y a los escribas, para que lo azoten, se burlen de él y lo crucifiquen.


Esto que decía estaba de acuerdo con las predicciones de los profetas, que habían anunciado de antemano el final que debía tener en Jerusalén.


Las sagradas Escrituras habían profetizado desde el principio la muerte de Cristo y todo lo que sufriría antes de su muerte; como también lo que había de suceder con su cuerpo, después de muerto; con ello predecían que este Dios, al que tales cosas acontecieron, era impasible e inmortal; y no podríamos tenerlo
por Dios, si, al contemplar la realidad de su encarnación, no descubriésemos en ella el motivo justo y verdadero para profesar

nuestra fe en ambos extremos; a saber, en su pasión y en su impasibilidad; como también el motivo por el cual el Verbo de Dios,

por lo demás impasible, quiso sufrir la pasión: porque era el único modo como podía ser salvado el hombre.

Cosas, todas éstas, que sólo las conoce él y aquellos a quienes él se las revela; él, en efecto, conoce todo lo que atañe al

Padre, de la misma manera que el Espíritu sondea la profundidad de los misterios divinos.


El Mesías, pues, tenía que padecer, y su pasión era totalmente necesaria, como él mismo lo afirmó cuando calificó de

hombres sin inteligencia y cortos de entendimiento a aquellos discípulos que ignoraban que el Mesías tenía que
padecer para entrar en su gloria.

Porque él, en verdad, vino para salvar a su pueblo, dejando aquella gloria que tenía junto al Padre antes que el mundo existiese; y esta salvación es aquella perfección que había de obtenerse por medio de la pasión, y que había de ser atribuida al guía de nuestra salvación, como nos enseña la carta a los Hebreos, cuando dice que él es el guía de nuestra salvación, perfeccionado y consagrado con sufrimientos.

Y vemos, en cierto modo, cómo aquella gloria que poseía como Unigénito, y a la que por nosotros había renunciado por un breve tiempo, le es restituida a través de la cruz en la misma carne que había asumido; dice, en efecto, san Juan, en su evangelio, al explicar en qué consiste aquella agua que dijo el Salvador que manaría como un torrente de las entrañas del que crea en él:

Decía esto refiriéndose al Espíritu, que habían de recibir los que creyeran en él. Todavía no se había dado el Espíritu,

porque Jesús no había sido glorificado; aquí el evangelista identifica la gloria con la muerte en cruz.

Por eso el Señor, en la oración que dirige al Padre antes de la pasión,

le pide que lo glorifique con aquella gloria que tenía junto a él,
antes que el mudo existiese.



y el Papa S. Clemente I....dice>>>
Carta a los Corintios 24,1-5; 27,1-29,1

Consideremos, amadísimos hermanos, cómo Dios no cesa de alentarnos con la esperanza de una futura resurrección, de la que nos ha dado ya las primicias al resucitar de entre los muertos al Señor Jesucristo. habiéndonos mostrado que..
La cruz de Cristo, salvación del género humano


San Efrén
Sermón sobre nuestro Señor 3-4.9

Nuestro Señor fue conculcado por la muerte, pero él, a su vez, conculcó la muerte, pasando por ella como si fuera un camino. Se sometió a la muerte y la soportó deliberadamente para acabar con la obstinada muerte.


En efecto, nuestro Señor salió cargado con su cruz, como deseaba la muerte; pero desde la cruz gritó, llamando a los muertos a la resurrección, en contra de lo que la muerte deseaba.


La muerte le mató gracias al cuerpo que tenía; pero él, con las mismas armas, triunfó sobre la muerte.


La divinidad se ocultó bajo los velos de la humanidad; sólo así pudo acercarse a la muerte, y la muerte le mató, pero él, a su vez, acabó con la muerte. La muerte, en efecto, destruyó la vida natural, pero luego fue destruida, a su vez, por la vida sobrenatural.




La muerte, en efecto, no hubiera podido devorarle si él no hubiera tenido un cuerpo, ni el infierno hubiera podido tragarle si él no hubiera estado revestido de carne; por ello quiso el Señor descender al seno de una virgen para poder ser arrebatado en su ser carnal hasta el reino de la muerte. Así, una vez que hubo asumido el cuerpo, penetró en el reino de la muerte, destruyó sus riquezas y desbarató sus tesoros.



Porque la muerte llegó hasta Eva, la madre de todos los vivientes. Eva era la viña, pero la muerte abrió una brecha en su cerco, valiéndose de las mismas manos de Eva; y Eva gustó el fruto de la muerte, por lo cual la que era madre de todos los vivientes se convirtió en fuente de muerte para todos ellos.




Pero luego apareció María, la nueva vid que reemplaza a la antigua; en ella habitó Cristo, la nueva Vida. La muerte, según su costumbre, fue en busca de su alimento y no advirtió que, en el fruto mortal, estaba escondida la Vida, destructora de la muerte; por ello mordió sin temor el fruto, pero entonces liberó a la vida, y a muchos juntamente con ella.
El admirable hijo del carpintero llevó su cruz a las moradas de la muerte, que todo lo devoraban, y condujo así a todo el género humano a la mansión de la vida. Y la humanidad entera, que a causa de un árbol había sido precipitada en el abismo inferior, por otro árbol, el de la cruz, alcanzó la mansión de la vida. En el árbol, pues, en que había sido injertado un esqueje de muerte amarga, se injertó luego otro de vida feliz, para que confesemos que Cristo es Señor de toda la creación.
¡A ti la gloria, a ti que con tu cruz elevaste como un puente sobre la misma muerte, para que las almas pudieran pasar por él desde la región de la muerte a la región de la vida! ¡A ti la gloria, a ti que asumiste un cuerpo mortal e hiciste de él fuente de vida para todos los mortales!

Tú vives para siempre; los que te dieron muerte se comportaron como los agricultores: enterraron la vida en el sepulcro, como el grano de trigo se entierra en el surco, para que luego brotara y resucitara llevando consigo a otros muchos.

Venid, hagamos de nuestro amor una ofrenda grande y universal; elevemos cánticos y oraciones en honor de aquel que, en la cruz, se ofreció a Dios como holocausto para enriquecernos a todos.



En la oración y en las súplicas, pediremos al Artífice de todas las cosas que guarde, en todo el mundo, el número contado de sus elegidos, por medio de su Hijo amado, Jesucristo; en él nos llamó de las tinieblas a la luz, de la ignorancia al conocimiento de su gloria.

Nos llamaste para que nosotros esperáramos siempre, Señor, en tu nombre, pues él es el principio de toda criatura. Tú abriste los ojos de nuestro corazón, para que te conocieran a ti, el solo Altísimo en lo más alto de los cielos, el Santo que habita entre los santos.

A ti, que abates la altivez de los soberbios, que deshaces los planes de las naciones, que levantas a los humildes y abates a los orgullosos; a ti, que enriqueces y empobreces; a ti, que das la muerte y devuelves la vida.

Tú eres el único bienhechor de los espíritus y Dios de toda carne, que penetras con tu mirada los abismos y escrutas las obras de los hombres; tú eres ayuda para los que están en peligro, salvador de los desesperados, criador y guardián de todo espíritu.

Tú multiplicas los pueblos sobre la tierra y, de entre ellos, escoges a los que te aman, por Jesucristo, tu
siervo amado, por quien nos enseñas, nos santificas y nos honras.
Te rogamos, Señor, que seas nuestra ayuda y nuestra protección: salva a los oprimidos, compadécete de los humildes, levanta a los caídos, muestra tu bondad a los necesitados, da la salud a los enfermos, concede la conversión a los que han abandonado a tu pueblo, da alimento a los hambrientos, liberta a los prisioneros, endereza a los que se doblan, afianza a los que desfallecen. Que todos los pueblos te reconozcan a ti, único Dios, y a Jesucristo, tu Hijo, y vean en nosotros tu pueblo y las ovejas de tu rebaño.

El hace proezas con su brazo..





Por tus obras has manifestado el orden eterno del mundo, Señor, creador del universo.

Tú permaneces inmutable a través de todas las generaciones: justo en tus juicios, admirable en tu fuerza y magnificencia, sabio en la creación, providente en sustentar lo creado, bueno en tus dones visibles y fiel en los que confían en ti, el único misericordioso y compasivo.

Perdona nuestros pecados, nuestros errores, nuestras debilidades, nuestras negligencias. No tengas en cuenta los pecados de tus siervos y de tus siervas, antes purifícanos con el baño de tu verdad y endereza nuestros pasos por la senda de la santidad de corazón, a fin de que obremos siempre lo que es bueno y agradable ante tus ojos y ante los ojos de los que nos gobiernan.

Sí, oh Señor, haz brillar tu rostro sobre nosotros, concédenos todo bien en la paz, protégenos con tu mano poderosa, líbranos, con tu brazo excelso, de todo mal y de cuantos nos aborrecen sin motivo.

Danos, Señor, la paz y la concordia, a nosotros y a cuantos habitan en la tierra, como la diste en otro tiempo a nuestros padres, cuando te invocaban piadosamente con confianza y rectitud de corazón.


Orando así:

Padre de bondad, que, con amor y sabiduría, quisiste someter la tierra al dominio del hombre, para que de ella sacara su sustento y en ella contemplara tu grandeza tu providencia, te damos gracias por los dones que de ti hemos recibido y te pedimos nos concedas emplearlos en alabanza tuya y en bien de nuestros hermanos. Por nuestro Señor Jesucristo.







y escuchando al primer Papa que nos dice>:


Comienza la primera carta del apóstol san Pedro 1, 1ss.22ss-2ss





Pedro, apóstol de Jesucristo: A los elegidos de Dios, que peregrinan en la Dispersión hacia la patria: en el Ponto, Galacia, Capadocia, Asia proconsular y Bitinia; elegidos en el previo conocimiento de Dios Padre, mediante la santificación del Espíritu, para obedecer a Jesucristo

Y ser rociados con su sangre. Que la gracia y la paz abunden en vosotros.

Bendito sea Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo, que en su gran misericordia, por la resurrección de Jesucristo de entre 
los muertos, nos ha hecho nacer de nuevo para una esperanza viva, para una herencia incorruptible, pura, imperecedera, que os está reservada en el cielo.

La fuerza de Dios os custodia en la fe para la salvación que aguarda a manifestarse en el momento final.

Por la obediencia a la verdad habéis purificado vuestras almas para un amor fraternal no fingido; amaos, pues, con intensidad y 
muy cordialmente unos a otros, como quienes han sido engendrados no de semilla corruptible, sino incorruptible, por la palabra viva y permanente de Dios.


Porque: «Todo hombre es como hierba, toda su gloria es como flor de heno: se seca el heno y cae la flor, mas la palabra del Señor permanece eternamente.» Y esta es la palabra: la Buena Noticia anunciada a vosotros.

Por lo tanto, después de haberos despojado de toda maldad y de toda falsedad, de las hipocresías y envidias, y de toda clase 
de murmuración, apeteced, como niños recién nacidos, la leche pura espiritual.

Con ella podréis crecer hasta alcanzar la salvación, si es que realmente habéis saboreado lo bueno que es el Señor.
Acercándoos al Señor, la piedra viva, rechazada por los hombres, pero escogida y apreciada por Dios, también vosotros, como piedras vivas, entráis en la construcción del templo del Espíritu, formando un sacerdocio sagrado, para ofrecer sacrificios espirituales que Dios acepta por Jesucristo. Por eso se lee en la Escritura:

«Ved que pongo en Sión una piedra angular escogida y preciosa. Y quien tenga fe en ella no será defraudado.»


Por consiguiente, a vosotros, que tenéis fe, os corresponde el honor; mas, para los que no tienen fe, «la piedra que 
desecharon los arquitectos es ahora la piedra angular, y ha venido a ser piedra de tropiezo y roca de escándalo».

Y tropiezan en ella porque no tienen fe en la palabra de Cristo, para la cual estaban destinados.

Vosotros, en cambio, sois «linaje escogido, sacerdocio regio, nación santa, pueblo adquirido por
Dios, para proclamar las hazañas del que os llamó a salir de la tiniebla y a entrar en su luz maravillosa». Vosotros, que en otro tiempo «no erais pueblo», sois ahora «pueblo de Dios»;
vosotros, que estabais «excluidos de la misericordia», sois ahora «objeto 
de la misericordia de Dios».







Porque Cristo, VIDA NUESTRA, amó a su Iglesia ........como maravillosamente expone el B Isaac.............................>>>


..Sermón 11 enlace a canto


Pero, al desposarse el Omnipotente con la débil, el Altísimo con la humilde, haciendo reina a la esclava, puso en su costado a la que estaba a sus pies. Porque brotó de su costado.
En él le otorgó las arras de su matrimonio.

Y, del mismo modo que todo lo del Padre es del Hijo, y todo lo del Hijo es del Padre, porque por naturaleza son uno, igualmente el Esposo dio todo lo suyo a la esposa, y la esposa dio todo lo suyo al Esposo, y así la hizo uno consigo mismo y con el Padre: Este es mi deseo, dice Cristo, dirigiéndose al Padre en favor de su esposa, que ellos también sean uno en nosotros, como tú en mí y yo en ti.

El buen samaritano



Por eso, el Esposo, que es uno con el Padre y uno con la esposa, hizo desaparecer de su esposa todo lo que hallo en ella de impropio, lo clavó en la cruz y en ella expió todos los pecados de la esposa.

Todo lo borró por el madero. Tomó sobre sí lo que era propio de la naturaleza de la esposa y se revistió de ello; a su vez, le otorgo lo que era propio de la naturaleza divina.

En efecto, hizo desaparecer lo que era diabólico, tomó sobre sí lo que era humano y comunicó lo divino. Y así es del Esposo todo lo de la esposa.

Por eso, el que no cometió pecado y en cuya boca no se halló engaño pudo muy bien decir: Misericordia, Señor, que desfallezco.

De esta manera, participa él en la debilidad y en el llanto de su esposa, y todo resulta común entre el esposo y la esposa, incluso el honor de recibir la confesión y el poder de perdonar los pecados; por ello dice: Ve a presentarte al sacerdote.

Nada podría perdonar la Iglesia sin Cristo: nada quiere perdonar Cristo sin la Iglesia. Nada puede perdonar la Iglesia, sino al que se arrepiente, o sea, al que ha sido tocado por Cristo.

Nada quiere mantener perdonado Cristo al que desprecia a la Iglesia. Pues lo que Dios ha unido que no lo separe el hombre. Es éste un gran misterio; y yo lo refiero a Cristo y a la Iglesia.
No quites la cabeza al cuerpo. Así no podría estar el Cristo total en ninguna parte.En ningún sitio está entero Cristo sin su Iglesia.

En ningún sitio está entera la Iglesia sin Cristo. Porque el Cristo entero e integral es cabeza y cuerpo.

Por eso dice el Evangelio: Nadie ha subido al cielo, sino el Hijo del hombre, que está en el cielo. Y éste es el único hombre que puede perdonar los pecados.
..y darnos el Espíritu para obrar como conviene a vuestra condición de hijos de Dios:

Qué bien lo expresaba San Policarpo a los Filipenses:




¡Estáis salvados por gracia!


San Policarpo



Carta a los Filipenses 1,1-2,3



Policarpo y los presbíteros que están con él a la Iglesia Dios que vive como 
forastera en Filipos: Que la misericordia y la paz, de parte de Dios todopoderoso y de Jesucristo, nuestro salvador, os sean dadas con toda plenitud.


Sobremanera me he alegrado con vosotros, en nuestro Señor Jesucristo, al enterarme de que recibisteis a quienes son imágenes vivientes de la verdadera caridad ...



Me he alegrado también al ver cómo la raíz vigorosa de vuestra fe, celebrada desde tiempos antiguos, persevera hasta el día de hoy y produce abundantes frutos en nuestro Señor Jesucristo, quien, por nuestros pecados, quiso salir al encuentro de la muerte, y Dios lo resucitó, rompiendo las ataduras de la muerte.
No lo veis, y creéis en él con un gozo inefable y transfigurado, gozo que muchos desean alcanzar, sabiendo como saben que estáis salvados por su gracia, y no se debe a las obras, sino a la voluntad de Dios en Cristo Jesús.


Por eso, estad interiormente preparados y servid al Señor con temor y con verdad, abandonando la vana palabrería y los errores del vulgo y creyendo en aquel que resucitó a nuestro Señor Jesucristo de entre los muertos y le dio gloria, colocándolo a su derecha; a él le fueron sometidas todas las cosas, las del cielo y las de la tierra, y a él obedecen todos cuantos tienen vida, pues él ha de venir como juez de vivos y muertos, y Dios pedirá cuenta de su sangre a quienes no quieren creer en él.

Aquel que lo resucitó de entre los muertos nos resucitará también a nosotros, si cumplimos su voluntad y caminamos según sus mandatos, amando lo que él amó y absteniéndonos de toda injusticia,
de todo fraude, del amor al dinero, de la maldición y de los falsos testimonios, no devolviendo mal por
mal, o insulto por insulto, ni golpe por golpe, ni maldición por maldición, sino recordando más bien

aquellas palabras del Señor, que nos enseña: No juzguéis, y no os juzgarán; perdonad, y seréis

perdonados; compadeced, y seréis compadecidos. La medida que uséis la usarán con vosotros. Y: Dichosos los pobres y los perseguidos, porque de ellos es el reino de Dios....................y >>>



Pero el Reino de Dios, que habiertamente camina entre nosotros, dentro y fuera de nosotros, tiene angostos caminos para bien del que cree, pues su fe ha de ser probada como oro, como plata refinada siete veces, al crisol del sufrimiento, para que, como Cristo fue "perfeccionado y probado con sufrimientos hasta la muerte y muerte de Cruz, así, también,nosotros y nuestra fe brille limpia de toda impureza, como la Esposa que su Esposo adorna como a una Reina.


"Sin embargo, los caminos de Dios suelen comen­zar con consuelos, pero siguen por oscuridades
para que la fe solamente nos una a Dios, según la doctrina del maestro místico San Juan de la Cruz:

«Porque la puerta angosta es la noche del sentido, del cual se despoja y desnuda 
el alma para entrar
en ella, juntándose en fe, 
que es ajena de todo sentido,
para caminar después 
por el camino estrecho,
que es la otra noche del espíritu,
en que después entra el alma para caminar a Dios en pura fe,
que es el medio por donde 
el alma se une a Dios».

................



Es pues nuestra fe en Cristo Resucitado la que obtiene la Victoria sobre el mundo, por la que conocemos el Esplendor de la Verdad y andamos por este mundo según Dios, según sus mandatos, conforme a su Voluntad, diciendo en toda ocasión:


NO SE HAGA, PADRE, COMO QUIERO YO, 
SINO COMO QUIERAS TU.
Por Él, a los que creemos en Dios, nos viene la Vida...
---S. Pablo a Tim.

Doy gracias a Cristo Jesús, nuestro Señor, que me hizo capaz, se fió de mí y me confió este ministerio.
Eso que yo antes era un blasfemo, un perseguidor y un insolente. Pero Dios tuvo compasión de mí,
porque yo no era creyente y no sabía lo que hacía. El Señor derrochó su gracia en mí, dándome la fe y
el amor cristiano.
Podéis fiaros y aceptar sin reserva lo que os digo: que Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los
pecadores, y yo soy el primero. Y, por eso, se compadeció de mí: para que en mí, el primero, mostrara
Cristo Jesús toda su paciencia, y pudiera ser modelo de todos los que creerán en él y tendrán vida
eterna. Al Rey de los siglos, inmortal, invisible, único Dios, honor y gloria por los siglos de los siglos.
Amén


por esto, es preciso predicar y alzar la voz de la Verdad y la Vida:

¿Y qué otra cosa significa no atreverse el pastor a predicar la verdad, sino huir, volviendo la espalda, cuando se presenta el enemigo?
Porque si el pastor sale en defensa de la grey es como si en realidad levantara cerco en torno a la casa de Israel. Por eso, en otro lugar, se dice al pueblo delincuente:



Tus profetas te ofrecían visiones falsas y engañosas,
y no te denunciaban tus culpas para cambiar tu suerte.

Pues hay que tener presente que en la Escritura se da algunas veces el nombre de profeta a aquellos que, al recordar al pueblo cuán caducas son las cosas presentes, le anuncian ya las realidades futuras.
Aquellos, en cambio, a quienes la palabra de Dios acusa de predicar cosas falsas y engañosas son los que, temiendo denunciar los pecados, halagan a los culpables con falsas seguridades y, en lugar de manifestarles sus culpas, enmudecen ante ellos.

Porque la reprensión es la llave con que se abren semejantes postemas: ella hace que se descubran muchas culpas que desconocen a veces incluso los mismos que las cometieron.
Por eso, san Pablo dice que el obispo debe ser capaz de predicar una enseñanza sana y de rebatir a los adversarios.
Y, de manera semejante, afirma Malaquías: Labios sacerdotales han de guardar el saber, y en su boca se busca la doctrina, porque es mensajero del Señor de los ejércitos.
Y también dice el Señor por boca de Isaías: Grita a plena voz, sin cesar, alza la voz como una trompeta.


Quien quiera, pues, que se llega al sacerdocio recibe el oficio de pregonero, para ir dando voces antes de la venida del riguroso juez que ya se acerca. Pero, si el sacerdote no predica, ¿por ventura no será semejante a un pregonero mudo?


Por esta razón, el Espíritu Santo quiso asentarse, ya desde el principio, en forma de lenguas sobre los pastores; así daba a entender que de
inmediato hacía predicadores de sí mismo a aquellos sobre los cuales había descendido.







-
----------->>> como expone el mismo Pablo a los Flp:2, 6ss


...6 Cristo, a pesar de su condición divina,
no hizo alarde de su categoría de Dios;
7al contrario, se despojó de su rango
y tomó la condición de esclavo,
pasando por uno de tantos.

Y así, actuando como un hombre cualquiera, 8se rebajó hasta someterse incluso a la muerte,
y una muerte de cruz.

9Por eso Dios lo levantó sobre todo
y le concedió el 
"Nombre sobre todo nombre";
10de modo que al nombre de Jesús toda rodilla se doble
en el cielo, en la tierra, en el abismo,
11y toda lengua proclame:
Jesucristo es Señor, 
para gloria de Dios Padre.







Canto noche oscura: Mi Amado es mío:http://www.youtube.com/watch?v=p_-rRfK_6pI

una noche oscura.......


Dios de (SJ. J. Loring)

pero es imprescindible....aceptar que>>>

3,10.- La fe es un don de Dios . Es una gracia de Dios, que debemos pedir sin descanso. Incluso el que cree que no tiene fe, debe orar. Al menos podría decir: Señor, si existes, concédeme el don de la fe .

Como es cierto que existe, será oído y obtendrá la fe. Carlos de Foucauld (1858-1916) oficial del ejército francés encontró la fe, a los 28 años, después de llevar una vida desordenada, repitiendo: <<Dios mío, si existes, haz que te conozca>>(RC. A.Leonard).

Y como Dios existe. se lo dio a entender: murrio como un santo. Dios sale siempre al encuentro del que sinceramente le busca . <<Dios está cerca de los que lo buscan sinceramente>>(Sal 145,18).

La fe es un don sobrenatural de Dios. Para creer, el hombre necesita los auxilios interiores del Espíritu Santo . Con ella profundizamos en el conocimiento de la Religión y vemos cosas insospechadas para el que no la tiene.

Es la diferencia entre la contemplación de la partitura de un concierto hecha por un profano o por un gran músico.

El espíritu de fe nos hace juzgar de todas las cosas según las normas de la fe, desde el punto de vista de Dios. Esta iluminación hay que pedírsela al Espíritu Santo.

La fe ilumina la noche. Pero no suprime la noche..........
y para esperanza de todos nos dice el Concilio V.II:

Ciertamente, urgen al cristiano la necesidad y el deber de luchar contra el mal, a través de muchas tribulaciones, y de sufrir la muerte; pero, asociado al misterio pascual y configurado con la muerte de Cristo, podrá ir al encuentro de la resurrección robustecido por la esperanza. Todo esto es válido no sólo para los que creen en Cristo, sino para todos los hombres de buena voluntad, en cuyo corazón obra la gracia de un modo invisible; puesto que Cristo murió por todos y una sola es la vocación última de todos los hombres, es decir, la vocación divina, debemos creer que el Espíritu Santo ofrece a todos la posibilidad de que, de un modo que sólo Dios conoce, se asocien a su misterio pascual. Éste es el gran misterio del hombre, que, para los creyentes, está iluminado por la revelación cristiana. Por consiguiente, en Cristo y por Cristo se ilumina el enigma del dolor y de la muerte, que, fuera de su Evangelio, nos aplasta. Cristo resucitó, venciendo a la muerte con su muerte, y nos dio la vida, de modo que, siendo hijos de Dios en el Hijo, podamos clamar en el Espíritu: «¡Abba!» (Padre).





Para resumir brevemente este ITINERARIO DE VIDA CRISTIANO, nos dice llanamente y con toda profundidad espiritual San Ignacio de Antioquía, en el O.Lectura II semana T.O. de esta bellísima
manera:


San Ignacio de Antioquía

Porque te has fijado en mi.....


a Efesios 13 - 18,1

Procurad reuniros con más frecuencia para celebrar la acción de gracias y la alabanza divina. Cuando os reunís con frecuencia en un mismo lugar, se debilita el poder de Satanás, y la concordia de vuestra fe le impide causaros mal alguno.

Nada mejor que la paz, que pone fin a toda discordia en el cielo y en la tierra.

Nada de esto os es desconocido, si mantenéis de un modo perfecto, en Jesucristo, la fe y la caridad, que son el principio y el fin de la vida: el principio es la fe, el fin es la caridad.


Cuando ambas virtudes van a la par, se identifican con el mismo Dios, y todo lo demás que contribuye al bien obrar se deriva de ellas.

El que profesa la fe no peca, y el que posee la caridad no odia.

Por el fruto se conoce al árbol; del mismo modo, los que hacen profesión de pertenecer a Cristo se distinguen por sus obras. Lo que nos interesa ahora, más que hacer una profesión de fe, es mantenernos firmes en esa fe hasta el fin.


Es mejor callar y obrar que hablar y no obrar. Buena cosa es enseñar, si el que enseña también obra.

Uno solo es el maestro, que lo dijo, y existió; pero también es digno del Padre lo que enseñó sin palabras.

El que posee la palabra de Jesús es capaz de entender lo que él enseñó sin palabras y llegar así a la perfección,

obrando según lo que habla y dándose a conocer por lo que hace sin hablar.

Nada hay escondido para el Señor, sino que aun nuestros secretos más íntimos no escapan a su presencia. Obremos,

pues, siempre conscientes de que él habita en nosotros, para que seamos templos suyos y él sea nuestro Dios en

nosotros, tal como es en realidad y tal como se manifestará ante nuestra faz; por esto, tenemos motivo más que

suficiente para amarlo.


No os llaméis a engaño, hermanos míos. Los que perturban las familias no heredarán el reino de Dios.

Ahora bien, si los que así perturban el orden material son reos de muerte, ¿cuánto más los que corrompen con sus falsas enseñanzas la fe que proviene

de Dios, por la cual fue crucificado Jesucristo? Estos tales, manchados por su iniquidad, irán al fuego inextinguible, como también los que les hacen caso.

Para esto, el Señor recibió el ungüento en su cabeza, para infundir en la Iglesia la incorrupción.

No os unjáis con el repugnante olor de las enseñanzas del príncipe de este mundo, no sea que os lleve cautivos y os aparte de la vida que tenemos prometida.

¿Por qué no somos todos prudentes, si hemos recibido el conocimiento de Dios, que es Jesucristo?

¿Por qué nos perdemos neciamente, no reconociendo el don que en verdad nos ha enviado el Señor?

Mi espíritu es el sacrificio expiatorio de la cruz, la cual para los incrédulos es motivo de escándalo, mas para nosotros es la salvación y la vida eterna.




R/. Todo lo que de palabra o de obra realicéis, sea todo en nombre del Señor Jesús, ofreciendo la acción de gracias a Dios Padre por medio de él.
V/. Hacedlo todo para gloria de Dios.



Este es, pues, el itinerario seguro del cristiano para andar por este mundo en la voluntad de Dios: La fe y la Caridad, el principio es la fe que se

nos otorga por "gracia" y el fin la Caridad en Cristo, con Cristo y por Cristo,.....así en el fuego del Amor de Dios que ha sido derramado en

nuestros corazones, por el Espíritu Santo que se nos ha dado, quedará por siempre viva la llama de la Vida en Cristo Jesús,
Señor de todos, por toda la Eternidad.



Č
ĉ


antonio todoli,
11/02/2011 08:58
ĉ


antonio todoli,
11/02/2011 08:58
ċ


advientos_3Bernardo-hombrenuevo.htm
(49k)
antonio todoli,
11/02/2011 08:58

Comentarios

Añadir comentario

saludos, Apoyos-Notas

Free counter and web statsÚltima versión de La Palmera
todoli2.com


Esta es la Última versión de La Palmera

Ver imagen en tamaño completo
La Palmera:
No soy conscientes de ningún copyrightviolado;
...pero si así fuera,por cualquier error o circunstancia, informenme, por favor, y enseguida será quitado cualquier material no público.Gracias
Contacto:todolies@movistar.es___________





La Palmera



Ver imagen en tamaño completo
LP
Sitio Web que resume una mirada católica, pero particular, con la finalidad de alabar a Dios en todo tiempo y lugar de su maravillosa Creación.

La Paz del Cordero de Dios con todos.



Con clásica Enlace: http://www.-amadeus-mozart





Benedicto XVI
Especial Papa:.... ... afirmó que...

“el Señor Jesús vino en el pasado, viene en el presente y vendrá en el futuro”.

“Él abraza todas las dimensiones del tiempo, porque ha muerto y resucitado, es “el Vivo” y, compartiendo nuestra precariedad humana, permanece para siempre y nos ofrece la estabilidad misma de Dios -explicó-. Es “carne” como nosotros y “roca” como Dios”.

“Jesucristo no sólo mira a los cristianos, o sólo a los creyentes, sino a todos los hombres, porque Él, que es el centro de la fe, es también el fundamento de la esperanza -aseguró-. Es la esperanza que todo ser humano necesita constantemente”.
Y....en cuaresma-2010 nos enseña:
En la homilía el Papa subrayó que la "certeza" del amor de Dios sostuvo a Cristo durante sus cuarenta días en el desierto de Judea.
"Ese largo tiempo de silencio y ayuno fue para Él un abandonarse completamente al Padre y a su proyecto de amor. (...)

Adentrarse en el desierto (...) significaba exponerse voluntariamente a los asaltos del enemigo, el tentador, (...) y entablar con él una batalla en campo abierto, desafiándolo sin otra arma que la confianza infinita en el amor omnipotente del Padre".
"Adán fue expulsado del paraíso terrenal, símbolo de la comunión con Dios -dijo el pontífice-; ahora para regresar a esa comunión y por tanto a la vida eterna,
hay que atravesar el desierto, la prueba de la fe.
No solos, sino con Jesús, (...) que ha vencido ya el combate contra el espíritu del mal.

Este es el sentido de la Cuaresma, tiempo litúrgico que cada año nos invita a renovar la decisión de seguir a Cristo por el camino de la humildad para participar en su victoria sobre el pecado y la muerte"...........


Enlaza:
LPD>>---- confirmación


----------

En el 2008, dijo el Papa, en la eucaristía por los cardenales y obispos fallecidos en los últimos doce meses.



Dios es la verdadera sabiduría que no envejece, ... es la felicidad a que aspira en profundidad el corazón de todo hombre. Esta verdad, encuentra cumplimiento en la existencia y en la enseñanza de Jesús. ----


Frente a la muerte pierde interés todo motivo de orgullo humano y resalta en cambio lo que vale en serio.



Todo acaba, todos en este mundo estamos de paso.

Solo Dios tiene vida en sí mismo, es la vida.
La nuestra es una vida participada, dada "ab alio", por eso un hombre

puede llegar a la vida eterna solo a causa de la relación

particular que el Creador le ha dado consigo.


Pero Dios, viendo el alejamiento del hombre de sí, ha dado un paso más, ---- Él, Cristo,

"ha dado su vida por nosotros" (1 Jn 3, 16).

De esta forma conocemos a Dios como Él nos conoce; de esta



forma moramos en Él como Él ha querido morar en




nosotros, y pasamos de la muerte a la vida (cfr 1 Jn
3,14)



como Jesucristo, que ha vencido a la muerte con



su resurrección, gracias a la potencia gloriosa del amor



del Padre celestial.








Colaboradores autorizados:



joseyamanda


istomon


maríatodolímoncho/







-Hola Jose y Amanda:


¡Hola als "saláos" :
Aarón,

Jeremías,

José,
Jesús,
Pablo
y Davitín!





¡Hola Isaías y Ana:



¡Hola a les guapes :
Sra. Eva,


. Irene


y al preÇiós de la "sonrisa de Dios":


¡Isaac! y

ella....Dª. GRACIA



Hola Josep y María:


Hola a la bonica :

Bethlehem

y

María Asunción
........y.....




.........................................

Hola a todos los lectores.

Contacto: meloni58@hotmail.es







Deberes: hoy recomendado...>>enlace católico:










Lecturas de la misa: > http://www.archimadrid.es/evangelio/




Para rezar con


La Palabra hoy:


del Salmo: 63

Escucha, oh Dios, la voz de mi lamento,
protege mi vida del terrible enemigo;
escóndeme de la conjura de los perversos
y del motín de los malhechores:
afilan sus lenguas como espadas
y disparan como flechas palabras venenosas,
para herir a escondidas al inocente,
para herirlo por sorpresa y sin riesgo.
Se animan al delito,
calculan como esconder trampas,
y dicen: «¿quién lo descubrirá?»
Inventan maldades y ocultan sus invenciones,
porque su mente y su corazón no tienen fondo.
Pero Dios los acribilla a flechazos,
por sorpresa los cubre de heridas;
su misma lengua los lleva a la ruina,
y los que lo ven menean la cabeza.
Todo el mundo se atemoriza,
proclama la obra de Dios
y medita sus acciones.
El justo se alegra con el Señor,

se refugia en Él,

y se felicitan los rectos de corazón.





-------------------------Alimento de Vida-----------------------


El que tenga sed, y quiera, que venga a beber

el agua viva (Ap 22,17)


EL QUE COME MI CARNE Y BEBE MI SANGRE

TIENE VIDA ETERNA, Y YO LO RESUCITARÉ EN EL

ULTIMO DÍA.

Porque mi carne es verdadera comida, y me sangre

verdadera bebida...........(Jn.6,54-55)




Evangelios:






Recomendaciones


............ El cual creyó a unos pocos hombres humildes, abatidos e ignorantes, porque en testigos tan despreciables más admirablemente lo persuadió por sí mismo el Espíritu Santo.
...
Que uno que nació tullido de los pies desde el vientre de su madre, al cabo de cuarenta años se levantó sano en virtud de sola una palabra que los apóstoles le dijeron en nombre de Cristo.

.........., y que innumerables dolientes oprimidos con varias enfermedades, poniéndose en orden por los caminos por donde habían de pasar, para que les tocase la sombra cuando pasasen, al momento cobraban salud, y otras muchas señales estupendas que hacían en nombre de Cristo.

Y, finalmente, veían resucitar los muertos. .........

................ved aquí cómo a aquellos tres prodigios increíbles podemos añadir otros infinitos increíbles.......



Texto Fijo:

-Volvamos a escuchar la primera antífona de esta

«Anunciad a todos los pueblos: Dios viene, nuestro Salvador»
. ...la liturgia invita a la Iglesia a renovar su anuncio a todos los pueblos y lo resume en dos palabras:



-..Detengámonos un momento a reflexionar: no usa el pasado--Dios ha venido-- ni el futuro, --Dios vendrá--, sino el presente:«Dios viene».

Si prestamos atención, se trata de un presente continuo, es decir, de una acción que siempre tiene lugar: está ocurriendo, ocurre ahora y ocurrirá una vez más.

En cualquier momento, «Dios viene»

(BeneXVI)






Cita fija:..., ..............

la igualdad no puede ir contra la
libertad religiosa.>>>





De Interés:

Benedicto XVI explicó que «la fiesta de Navidad asumió una forma definida en el siglo IV, cuando tomó el sitio de la fiesta romana del Sol Invictus, el sol invencible; se puso así en evidencia que el nacimiento de Cristo es la victoria de la verdadera luz sobre las tinieblas del mal y del pecado».




Ver>>>>>>>>>>>ARRIBA



Ayuda: http://www.youtube.com/watch?v=5rMiN8QU0zo
Chile: http://terremotochile.com/





Otros LP: http://todoli2.blogspot.com/







Lo Precioso:(Cristiano)..
Pero como nada humano es realizable sin la
libertad personal, no se trata simplemente de
un nombre impuesto:
es un nombre dado (donado) que, a la vez,
ha de llegar a ser expresión
de la identidad que hayamos realizado,
tratando de vivir la verdad de
nuestra existencia- ......
>>leer todo en:_http://www.conelpapa.com




Al Azar:--

Benedicto XVI: Justicia: “dare cuique suum”

(

De Civitate Dei, XIX, 21)


Me detengo, en primer lugar,
en el significado
de la palabra “justicia”,
que en el lenguaje común
implica “dar a cada uno lo
suyo” -

“dare cuique suum”, según la famosa expresión

de Ulpiano,
un jurista
romano del siglo III.



....

Para gozar de una existencia en plenitud, necesita algo
más íntimo que se le puede conceder sólo
gratuitamente:podríamos decir que el hombre vive
del amor que sólo Dios, que lo ha creado a su imagen
y semejanza, puede comunicarle.


Los bienes materiales ciertamente son útiles y necesarios
(es más, Jesús
mismo se preocupó
de curar a
los enfermos, de dar
de comer a la multitud
que
lo seguía y sin duda
condena la indiferencia que también hoy provoca
la muerte de centenares de millones de seres
humanos por falta de alimentos,
de agua y de medicinas)

,

......pero la justicia


“distributiva”



no proporciona al ser humano


todo “lo suyo” que le corresponde.

Este, además


del pan


y más que el pan,
necesita a Dios.





Observa san Agustín:


si “la justicia es la virtud que distribuye
a cada uno lo suyo...

no es justicia humana
la que aparta al hombre

del
verdadero Dios”



Fijo:
Dios prepara casa a los desvalidos,
libera a los cautivos y los enriquece.



El Salmo hoy:
Salmo 9 B-II
Ant: Tú, Señor, ves las penas y los trabajos.
Levántate, Señor, extiende tu mano,
no te olvides de los humildes;
¿por qué ha de despreciar a Dios el malvado,
pensando que no le pedirá cuentas?

Pero tú ves las penas y los trabajos,
tú miras y los tomas en tus manos.
A ti se encomienda el pobre,
tú socorres al huérfano.

Rómpele el brazo al malvado,
pídele cuentas de su maldad, y que desaparezca.
El Señor reinará eternamente
y los gentiles desaparecerán de su tierra.

Señor, tú escuchas los deseos de los humildes,
les prestas oído y los animas;
tú defiendes al huérfano y al desvalido:
que el hombre hecho de tierra
no vuelva a sembrar su terror.

Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo
como era en el principio, ahora y siempre
y por los siglos de los siglos. Amén.



Enlaza>


Enlaza:

Ver imagen en tamaño completo



estilos de vida





...........¿Es la gravedad una manifestación pura de la geometría de la forma en que la concibió Einstein, o tenemos que considerar otros elementos como componentes escalares o más dimensiones?>>>


> >>>http://www.letraslibres.


Filosófico..interesante:


coloquial:

Global:

Vídeo+


PORTAL CIENCIA::



Propietarios del sitio

  • antonio todoli

1624 días desde
Desde que empezó hace


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada